Viajar para vivir. Vivir para viajar. Explorar nuevos parajes, observar lo inobservable, ser peregrinos de esa belleza escondida en las pequeñas cosas, impregnarse de ella y celebrarla a cada paso.
Solo hay tres leyes que el viajero no puede saltarse cuando pone un pie en esta especie de quimera ente verdes, azules y piedra: el placer, la lentitud y la belleza. 
Nadie dijo que volver a casa fuera tarea fácil. Nuestras dos últimas horas en Marruecos empiezan tal que así… 
La voz de Ivete Sangalo se apodera del hilo musical de Amazónica Street Food nada más cruzar la puerta de este pequeño rincón de selva escondido en el corazón del Eixample izquierdo barcelonés.
Bailaora como la que más. Cantaora como ninguna. Bálsamo para días grises. Lumbre a la que arrimarse cuando el corazón anda a la caza de una mijita de calor del bueno.  Y es que no hay lugar en mi cabeza que albergue veranos más azules ni pueblos más blancos
La RAE lo llama serendipia: «Hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual”. ¿Y no reside acaso la magia del viajar precisamente en dejarse sorprender por todo aquello que no estaba previamente planificado? Benditos tropiezos. Mi mayor serendipia veneciana fue topar con Acqua Alta, uno de esos

La vuelta al mundo desde el sofá

Regálate tiempo. Quiérete bonito. Emociónate. Ríe hasta decir basta. Mímate. Dale a ese cuerpo Alegría Macarena y un poco del #slowliving que necesita… ¡Disfruta de la experiencia sensorial Cuentos Viajeros desde tu casa!

gastrocuentos
No sé qué vino primero. ¿Viajar para comer? ¿O comer para viajar? Gastrocuentos no es una crítica gastronómica al uso, sino un rincón donde ponerse morao, fino filipino o como el Quico a través de pequeños (gastro) relatos en bares y restaurantes del mundo.
cuentos viajeros
Puñados de vida a granel escritos sobre papel que vuelven conmigo a casa tras cada uno de mis viajes. Un cajón de recuerdos imborrables en forma de relatos, reflexiones, fotografías… cocinados a fuego lento en distintos puntos del planeta.
planes de cuento
3, 2 1… ¡Carretera y manta! Propuestas originales para disfrutar a lo grande de un fin de semana diferente. Relatos de escapadas molonguis y experiencias únicas en lugares especiales con encanto que (por tu propio bien) no deberías perderte.